Bodycote plc - link to home page

Temple neutro

Beneficios Aplicaciones y materiales Detalles del proceso

También denominado temple martensítico, el temple neutro es un tratamiento térmico utilizado para lograr una gran dureza/resistencia en el acero. Consiste en la austenización, el enfriamiento rápido y el revenido, a fin de conservar una estructura de martensita o bainita revenida.

Beneficios

Dependiendo del tipo de acero, el temple neutro aporta varias ventajas:

  • Las piezas pesadas pueden obtener una combinación óptima de gran resistencia, solidez y, en su caso, resistencia a la temperatura.
  • Gracias a un grado superior de resistencia, es posible aligerar el peso y aumentar la rigidez de estas piezas.
  • Las herramientas y matrices obtienen la resistencia al desgaste y/o al calor necesaria manteniendo la dureza.
  • Las piezas que deben rectificarse para reducir la rugosidad adquieren la capacidad de mecanización requerida.
  • Por todos estos motivos, si las piezas están fabricadas con aceros inoxidables martensíticos, la resistencia a la corrosión sólo se obtiene tras el tratamiento térmico

Aceros para herramientas: las propiedades deseadas de gran dureza, resistencia al desgaste, resistencia al calor y capacidad de mecanización sólo pueden proporcionarse mediante el temple.

Aceros inoxidables martensíticos: estos aceros sólo obtienen su resistencia máxima a la corrosión mediante el temple.

Todos los tipos de acero: durante la conformación de las partes (se lleva a cabo antes del tratamiento térmico), el material es relativamente blando, y por lo tanto fácil de mecanizar.

Aplicaciones y materiales

Aceros de ingeniería:

  • Las piezas con gran carga, como árboles de transmisión, barras de soporte, marcos, horquillas de carretillas elevadoras, tuercas y tornillos, argollas de izado, etc. 
  • Piezas similares sometidas a temperaturas elevadas. 
  • Muelles de cualquier tipo y dimensiones 
  • Herramientas: corte, martilleo, laminado, es decir: cualquier tipo de herramientas para trabajar tanto en frío como en caliente.
  • Matrices: corte, laminado, estampado y martilleo, así como fundición de plástico y aluminio y matrices de extrusión.
  • Piezas de acero inoxidable que requieren una gran resistencia a la corrosión (industria alimentaria y médica).

Detalles del proceso

Los procesos de temple descriptos aquí son habitualmente neutros, lo que significa que la composición química de la superficie de acero de las piezas no se modificará durante el proceso.

El temple directo por enfriamiento es la práctica más habitual para el endurecimiento del acero.

  • El primer paso permite calentar en etapas hasta la temperatura de temple, que está según el tipo de acero, entre los 800 y los 1.220 °C. A una temperatura de entre 730 y 900 °C (dependiendo del tipo de acero), se produce una transformación de la microestructura en la austenita. 
  • El segundo paso consiste en mantener a esta temperatura de temple y austenización, para igualar la temperatura de las piezas y transformar la microestructura en austenita. NB: esto aporta una reducción en el volumen específico. 
  • El tercer paso consiste en enfriar la pieza directamente desde la temperatura de austenización, en un medio frío. Este tipo de medio de enfriamiento es normalmente agua, sal líquida, aceite o nitrógeno a alta presión, dependiendo del tipo de acero y de las dimensiones de la pieza. La velocidad de enfriamiento debe ser lo suficientemente alta para evitar que el material regrese a la estructura blanda original.

Contáctenos para una cotización