Bodycote plc - link to home page

Corr-I-Dur®

Beneficios Aplicaciones y materiales Detalles del proceso

Corr-I-Dur® es un tratamiento termoquímico patentado por Bodycote para la mejora simultánea de la resistencia a la corrosión y las propiedades de desgaste, mediante la producción de una capa compuesta de nitruro de hierro y óxido.

Beneficios

Corr-I-Dur® es el tratamiento elegido para los componentes sometidos a un entorno corrosivo en combinación con el desgaste. Una alternativa muy exitosa al recubrimiento de cromo duro, níquel químico sin aportación de carga eléctrica y diversos recubrimientos galvánicos, que mejora en forma simultánea la resistencia a la corrosión y el desgaste; las capas de Corr-I-Dur® se adhieren en forma muy eficaz al sustrato a medida que se van produciendo en el proceso de difusión. En muchos casos, tras el tratamiento Corr-I-Dur®se pueden mecanizar las piezas con las dimensiones finales, y los clientes pueden omitir los pasos adicionales como, por ejemplo, la rectificación.

Aplicaciones y materiales

Las aplicaciones habituales incluyen pistones de freno, rótulas, cubiertas de bomba, ejes del limpiaparabrisas, ejes de diferencial, ejes selectores, pernos, casquillos y elementos de fijación para aplicaciones automotrices, así como pistones hidráulicos y carcasas y diversos tipos de ejes para la industria en general. Las cámaras de llenado y las matrices de fundición de aluminio se benefician especialmente de la baja reactividad entre el metal fundido y la superficie Corr-I-Dur®.

Corr-I-Dur® se puede aplicar prácticamente a todos los materiales ferrosos simples y a los de baja aleación férrea, así como a los aceros de cementación en caja, los térmicamente tratables, los de conformado en frío y los de mecanizado fácil.

Los clientes valoran el Corr-I-Dur® por su capacidad para proporcionar propiedades superiores a los materiales, como resistencia al desgaste y la corrosión, junto con características rentables como un mecanizado y conformado sencillos.

La dureza de la superficie aumenta con el contenido de elementos formadores de nitruro duro como el cromo, Al, Mo y V. Para aplicaciones pesadas, los aceros de nitruración han demostrado su valor gracias a la gran dureza que presenta la zona de difusión.

Pueden tratarse los aceros de herramientas con un contenido en cromo de hasta el 5%; para un contenido de elementos de aleación superior, póngase en contacto con nuestros especialistas.

Corr-I-Dur® no está recomendado para acero sinterizado con porosidad superior y baja densidad.

Detalles del proceso

Corr-I-Dur® consiste en una combinación de las diversas etapas de un proceso termoquímico de baja temperatura, principalmente la nitrocarburación gaseosa y la oxidación. Durante el proceso se produce una capa límite que consta de tres zonas. La capa de difusión forma la transición al sustrato y se compone de nitrógeno intersticial disuelto y precipitaciones de nitruro, que aumentan la dureza y la resistencia a la fatiga del componente. Hacia la superficie se observa la capa de compuesto; básicamente, un carbonitruro en fase épsilon hexagonal. El óxido de hierro Fe3O4 (magnetita) en la zona externa tiene el efecto de una capa pasiva comparable a los cromo-óxidos presentes en los aceros resistentes a la corrosión. Debido al carácter no metálico de la capa de óxido y la capa de compuesto y la alta dureza, es posible reducir en forma significativa el desgaste por abrasión, adherencia y agarrotamiento. Corr-I-Dur® tiene un efecto muy reducido sobre la distorsión y los cambios dimensionales de los componentes, en comparación con los procesos de cementación en caja a altas temperaturas.

Contáctenos para una cotización